diciembre 11, 2017

Lectura de premiación: Magdalena Guerrero Martínez, XVIII Premio Nacional de poesía Titanueva 2016, Los frutos infinitos


Lectura de premiación: Magdalena Guerrero Martínez, XVIII Premio Nacional de poesía Titanueva 2016, Los frutos infinitos

La ganadora del Premio XVIII de Poesia Tintanueva Edicones fue para Magdalena Guerrero Martinez. Tuve el honor de acompañarla en la mesa en su premiación. Dejo el texto integro de las sandeces que dije sobre ella.


La curvatura de los frutos {leído durante la ceremonia de presentación}

E. Adair Z. V.

La poesía, más que un acto de inteligencia o belleza, de aquellas interminables figuras en que los hombres y sus épocas se decantan, es un acto de conformación. De reconfiguración. Desde los cantos primeros que explican el mito del origen, hasta el acto kitch más sustancioso de la modernidad que se ha dejado arrasar por su oportunismo mediático, la secuencia de sonidos e ideas se ha concatenado de manera infinita. La razón de esto es la propia infinitud de la experiencia como un acto de vida. Nadie puede impedir que la poesía logre filtrar fuera de uno mismo algunos de sus secretos mas íntimos, porque es el acto de creación lo que modifica la experiencia personal y lo torna un hecho universal, a distintas escalas, sí, pero reconocible en cualquier otra experiencia consumada.

Eso es lo que encuentro en este libro titulado "Los frutos infinitos". Titulo que encuentro por demás encantador, ya que nos recuerda, quizá de manera inconsciente por la autora (porque hay mas de suerte en el acto de escribir que de genuina genialidad; y que en muchas ocasiones rebasa las intensiones del autor), que el aprendizaje tiene de manera forzosa un producto,  que ese producto tienen cierta disponibilidad publicas. Por otro lado, la infinitud, ya sea la griega, en la rivera, o la otra del ciego, también en su rivera, nos lleva de nuevo a la generalidad de la literatura y la ambigüedad de la interpretación del hombre sobre el hombre mismo. Bien lo dice la autora "cuando pregunto / al mandarino cómo alivia  su soledad, / responde con jugosos / frutos". La sentencia es dulce, tanto o ás como encierra dentro de ella una sabiduría existencial. Sin embargo, no debe cometerse el error de creer que esta dulzura es simple cursilería, sino que guarda un néctar álgido en su interior. Quia un reflejo de su experiencia como persona en el mundo, como escritora, como mujer, y finalmente como miembro de una realidad compartida con el resto de nosotros. Esto es lo que he visto a través de sus páginas. Pienso que estos versos resumen de manera perfecta el contenido de la obra de Magdalena, que por cierto es llanto y redención desde las raíces de su nombre. "No veo al depredador / pero en las mañanas / encuentro sus huellas", nos dice. 

Comentario - Matemáticas para las hadas (Francisco Haghenbeck)

Comentario - Matemáticas para las hadas, de Francisco Haghenbeck.

Algunos libros, como ciertos sucesos en nuestras vidas, llegan de forma curiosa, poco esperada y con cierta reticencia a entenderlos en una primera instancia. Este es el caso de este libro, del escritor mexicano Francisco Haghenbeck. A quien ademas agradezco esta narración por tres motivos fundamentales: 1) retoma a una figura digna e interesante de nuestra historia, 2) contribuye al desarrollo de la conciencia de los jóvenes científicos del futuro, especialmente las mujeres científicas, y, 3) no es otro del montón (eso). Este libro me lo compartió una muy querida amiga, de quien he aprendido más de lo que nunca hubiera aceptado siquiera. Y la prueba es este libro. Se trata de una novela histórica sobre una mujer excepcional, de quien debo admitir vergonzosamente que desconocía casi por completo: Ada Byron, mujer brillante, hija de Lord Byron, y una de las mujeres más importantes de nuestro momento histórico.

Matemáticas para las hadas es un testimonio pulcro y estudiado que revela la biografía de esta mujer. La historia es un viaje místico y ensoñador a través de las etapas de formación de esta vida, desde su tierna infancia hasta la última pagina. La novela es una invitación a conocer este pasaje atrapado en el tiempo que con tanta injusticia ha permanecido opaco (cuando menos para mí). Ada Byron, además de ser la hija del prestigiado poeta Inglés, realizó una contribución de basta importancia para el mundo como lo entendemos ahora, y que de manera humilde fue un puente desde su tiempo hasta el nuestro. Esta novela, dividida en cuatro edades de de Ada, narra una vida llena de huecos, llena de especulaciones, de criaturas fantásticas y también de monstruos qu se adhieren sobre de todo. Hablar sobre más detalles del libro, aunque me apetece, sería una jugarreta horrenda para el autor, ya que cada pasaje es fundamental para la novela, y seria un franco acto de traición revelar demás. Este libro merece ser leído para ser descubierto.

Me agrada esta novela, y pienso que debe ser difundida, especialmente para el goce y conocimiento del aporte de mujeres que han dedicado su vida a la ciencia. El trabajo de Ada Byron, apenas comienza a ser reconocido como la obra de la primer programadora, y es la base para que estas palabras puedan ser leídas, acaso, desde una pantalla en otro lugar del mundo. Necesitamos que el trabajo de las mujeres y su labor en la ciencia sea puesto a la vista, y que éste inspire a futuras generaciones de niñas, jóvenes y mujeres adultas a escoger una vida donde las matemáticas, la investigación y los estudios sea el centro de cada minuto, y que se desempeñen de forma activa como estudiantes, creadoras y divulgadoras. Esta novela es una oportuna invitación a hablar del papel de la mujer en la ciencia sin caer en discursos chafas y huecos. Ademas, era la hija de Lord Byron, lo que no deja de ser impresionante. Matemáticas y poesía, una combinación ganadora.




octubre 17, 2017

Comentario - El vampiro de la Colonia Roma (Luis Zapata)

Comentario - El vampiro de la Colonia Roma, de Luis Zapata.


Aunque ya somos requetemodernos, cualquier tema que tenga que ver con el ambiente gay sigue siendo algo que se deba manejar con pinzas. En especial por la facilidad que tenemos de ponder etiquetas. La literatura no es diferente, ni tiene porque serlo, y hablar de libros sobre esta temática, los oscuros y demoníacos, tampoco es la excepción. Así que con el riesgo que deja el estigma de una lectura pluricultural y open mind, hablaré de este libro. La novela de Luis Zapata entra dentro de lleno, sin más, en ese rubro del desenfado de la picaresca mexicana, especialmente citadina, tan defeña, de esos personajes mexicanísimos llenos de una paradójica vitalidad de la tristeza de quien sabe que no hay más que lo que le ha dado su estrella. En el caso de la novela El vampiro de la Colonia Roma, escuché sobre ella hace "varios" años en el taller literario universitario, pero hasta hace poco la encontré en físico (jocosamente la volvería a encontrar en la librería en Texcoco ya cuando me faltaban 20 páginas por leer, #YOLO). Se trata de una novela de la movida homosexual, el ambiente gay, en el centro del país, guiada por un tal Adonis García, cuyo relato abarca desde la infancia hasta los 25 años de edad.

La novela parte de la búsqueda de identidad y de los pequeños conflictos que tiene la vida de un joven que tiene que aprender a sortear el mundo mientra se ubica dentro de él, en sus desgracias, en su injusta forma de despertarnos a la madurez, siempre incompletos. A esto se suma el deseo y la sexualidad de un personaje que descubre su propia homosexualidad en una sociedad como la mexicana, tan universal como todas, y que la va asumiendo a lo largo de la novela de forma poco sistemática, pero con cierto aire de inevitable, de consecuencia. El joven "gayo" va discerniendo entre el amor y la sexualidad, entre el hambre y la necesidad, sin caer nunca en el erotismo. No es que importe esto último, pero incluso esta novela parece menos aceptable por el hecho de ser un personaje gay que narra que coge y es cogido, que aquellas medio pedófilas, violentas, que la undergorund band supura en cada pagina; no juzgo, sólo digo. El personaje narra cómo sucede la transición de un niño a un joven, guida por la tragedia mexicana de la orfandad, hasta encontrar un medio de vida en la prostitución. A partir de allí el personaje mostrará las facetas de la juventud mexicana en toda su naturalidad, pero con el chispazo (que por la reacción de la sociedad de su tiempo fue un buen flamazo) del mundo gay capitalino.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...